escuela secundaria sexo culo

El negro después de estar con una risa todo el rato se quedo pensativo viendo el mar y yo solo podía pensar en que tan mal nos cataloga la gente. El silencio reinó en los tres y por un momento pensé que la había cagado. Esos musculitos son de adorno al igual que el pipe-Grito mi primo. Estamos borrachos y medios pacheco-Respondí. Todos me vieron con cara de arrechera y conociendo a mi primo no le estaba gustando mi desconfianza si seguíamos así íbamos a terminar peleando.

Todos estaban con cara de no creerme ni una palabra, ya mi primo que era picado tenía la cara roja de la arrechera que estaba agarrando conmigo y sus amigos también estaban ladillados de mis vueltas pero es que ellos no sabían que tenía mi carta bajo la manga.

Le pase el teléfono a mi primo y me fui a mear directamente en el mar encima de unas rocas. Los gemidos se escuchaban hasta donde yo estaba, ese video yo lo conocía de pie y cabeza porque yo mismo era el protagonista.

Luego de un largo chorro amarillo, sacudí mi verga, la guarde, subí el cierre y di la vuelta para irme a donde esta mi primo y sus dos amigos boquiabiertos con lo que veían. Nuestras caras aparecían en ese video, ella me cabalgaba como una diabla y yo la grababa, primero me fijaba en su fina cara, sus ojos cerrados y su pelo negro largo para luego ir bajando por toda su silueta, unas tetas enormes que rebotaban pasando por su abdomen plano hasta llegar a mi verga que se clavaba una y otra dentro de ella.

Chuchu no podía disimular que estaba excitado, en su pantalón se veía y en su cara los cachetes colorados. Todos se miraron, en sus ojos veían que si yo hubiese perdido iba a tener que pagar pero ahora que se ven perdedores no les veo ganas. Presenciamos el amanecer entre jodederas y mucho alcohol, hasta que a las 7 decidimos que era suficiente. Mi primo me hizo seña para irnos en su carro y así fue como terminé rumbo a la casa de mis tíos que estaban durmiendo en la casa de playa, lo que nos dejaba el lugar enteramente para los dos.

Él era el orgullo de todos mis tíos ya que se había tirado a media ciudad aunque ya tenía un hijo y había dejado los estudios para terminar trabajando en la pequeña empresa con su padre. Cuando llegamos a su casa lo primero que le pedí fue agua, mas alcohol y de mi equipaje había sacado 3 porros del paquete que me había traído de Caracas antes de venir con mi primo. Prendí uno para él y uno para mi, esta shit si le iba a hacer la cabeza explotar. Yo en cambio, bebía todos los fines y la maría ya no me causaba tanto efecto ya que todos los días fumaba después de llegar de la universidad para relajarme y estudiar o hacer ejercicios antes de dormir.

El ambiente se lleno de ese aroma característico y yo empecé a masturbarlo lentamente, el no me quitaba la mirada de encima. El quería probar las profundidades de mi boca pero no lo dejaba, simplemente me paseaba en sus bolas, subía delineando cada una de sus venas, luego lo torturaba en el frenillo y rodeaba su glande hasta que probaba ese líquido transparente que me indicaba lo excitado que estaba.

Ya se enteraría que no era una de sus putas o novias. Lo ayude a sacarse su sweater y lo utilice para amarrarle las manos contra la cama, hasta un cargador de teléfono utilice. Lo termine de desnudar y la habitación se inundo de un olor a macho que me puso peor.

Su piel morena me gustaba al igual que esa barbita de pocos días, sus pectorales me incitaban a morderlos y besarlos, mi primo desde que lo vi al llegar a la ciudad me tenía la mente mala ya que siempre quise probar lo que había debajo de su ropa y no me defraudo. Me quite el pantalón y mi ropa interior la lance a toda su cara, él se rio y como pudo se la quito de encima, todo estos años de gimnasio quedaron frente a él y por lo que vi en su cara le gusto.

Yo iba a mamarle aquel rolo que lloraba de la emoción al saber que hoy alguien lo iba a complacer como nadie lo había hecho. Cuando me la metí entera el soltó un gemido que resonó en toda la habitación y desde allí empecé con un mete y saca que lo llevaría a la gloria. Mi primo no dejaba de demostrar lo bien que lo estaba pasando y como quien no quiere la cosa, con una de mis manos fui masajeando sus bolas que ya estaban impregnadas de mi saliva hasta llegar a su perineo donde poco a poco fui avanzando hasta que los aullidos de mi primos aumentaron con mi dedo haciéndole caricias en todo su agujero sin todavía entrar.

En un momento note que todo estaba siendo demasiado para él y paralice toda caricia, vi como reclamaba con la mirada mas pero no quería y me fui a lamer sus pezones oscuros que ya estaban salados pero igual de sabrosos para mí. Su verga seguía tan tiesa como antes y con gotas transparentes, rozaba sus bolas y las probé con toda la gula para después metérmelo de nuevo, una y otra vez, a medida que mis dedos iban bajando, sus piernas se abrieron lo que me dio cancha libre para meter el primer dedo completo.

Baje la intensidad del sexo oral y metí un segundo dedo, mi primo había perdido todo control sobre sí mismo, ahora eran mis dedos y mi boca los que dominaban a aquel macho que por primera vez probaba los placeres dados por otro hombre y que mejor que yo. Coloque una almohada debajo, separe mucho mas su fuertes piernas, escupí mi verga, regué todo el liquido y lo coloque a la puerta de lo que sería nuestro placer.

Empecé a presionar en esa entrada ensalivada lentamente, su cuerpo se tenso y cerró los ojos, arrugando la cara. Como yo soy un chico bueno y cariñoso, espere a que se acostumbrara y me incline hacia él para por primera vez, probar su boca.

Me puse en pie de guerra y agarre sus tobillos, dejando ese hueco a mi disposición. Saque lentamente la mitad y la volví a meter, repitiendo la acción una y otras vez. Mis embestidas seguían lentas pero ya metía y sacaba casi toda mi verga con un ritmo lento, ya que ese culito estaba demasiado ajustado para mi y debía adecuarlo a punta de vergazos. Quería darle guevo y guevo tendría, la metí entera para empezar a acelerar sin restricciones, la cama se estremecía y ahora el contacto de mi verga con su cuerpo sonada.

No había nada ni nadie que no me permitiera gozar de este culo virgen. Su verga estaba dura y con un hilo de precum que se unía con su abdomen y a la vez con esa capa gruesa de sudor que mojaba la cama e inundaba el cuarto con su olor. Parecía una maquina, tenía tiempo sin gozar de un culo virgen, era como el regalo de cumpleaños perfecto pero sin cumplir años.

Ese culito me tenía loco, no me cansare de repetirlo. Bueno hijito, cuídate y no hagas nada loco ustedes son grandecitos-Dijo mi abuela. Mi primo se volvía loco de tanto placer y las ganas de acabar lo abrumaban pero no se lo iba a permitir.

Lo voltee, siguiendo amarrado y con los brazos estirados pero con sus rodillas en la cama, quedando ese culo parado a mi disposición mientras su cara quedaba pegada a la cama. Lo mejor de todo es que estaba haciendo todo aquello sin que se diera cuenta y como gemía tan duro no pude aguantar la tentación de grabar. Tuve que parar ya que no quería terminar de esa manera y lo coloque en la posición inicial, con las piernas a los lados y volví a la carga de forma concisa.

Era un toro, un león, un gorila con su fuerza, su rabia, su sed por botar la leche a su hembra, a ese agujero hambriento que espera que lo rellene una y otra vez hasta que la semilla blanca lo bañe completamente y lograr la satisfacción absoluta. Escuchar nuestras respiraciones, sentir el sudor eran regalos de los dioses. Él se quedo dormido y lo desamarre para luego ir a bañarme y fumarme lo poco que quedaba del porro en la hamaca con el silbar del viento en los arboles y algunas aves picando la fruta.

Leonel, mi primo, no me podía ver a la cara. Hizo como si nada hubiese pasado pero yo se que hasta el mínimo detalle lo recuerda, siempre es así. Maneja seriamente y no salía ni una palabra de su boca, cosa que no era normal. Anónimo 25 Mar , Quiero sexo con una chica hablenme. Luís 18 Jun , Muy bueno.

Luís 18 Jun , De diez. Anónimo 05 Oct , Anda tildado ;. Carlos daniel 29 Oct , Me gusta el sexo. Misterio 27 Dic , Coniganse un livro y lean son tonta y esto ala polosia no lo ba a gustar asi es mejor que borren este siteo o ban a ber mas bien ya mismo la polisia lla lo sabe y los que graban igual firma misterio. Misterio 27 Dic , Son todos uno enfermos ya llame ala polisia y ban a pagar.

Misterio 27 Dic , Hola como lla saben les ebio mensajes raros es porque no los soporto asi que losiento selos adberti. Rosa vasques 02 Mar , Desiaria ser una de ellas se ve rico los coños y chuparlo y meterselo me mencanto mmm…… q rico las quiero cojer. Emiluo 21 Abr , Quiero conoser nenas. Clic para cancelar respuesta.

..

Estamos borrachos y medios pacheco-Respondí. Todos me vieron con cara de arrechera y conociendo a mi primo no le estaba gustando mi desconfianza si seguíamos así íbamos a terminar peleando. Todos estaban con cara de no creerme ni una palabra, ya mi primo que era picado tenía la cara roja de la arrechera que estaba agarrando conmigo y sus amigos también estaban ladillados de mis vueltas pero es que ellos no sabían que tenía mi carta bajo la manga.

Le pase el teléfono a mi primo y me fui a mear directamente en el mar encima de unas rocas. Los gemidos se escuchaban hasta donde yo estaba, ese video yo lo conocía de pie y cabeza porque yo mismo era el protagonista. Luego de un largo chorro amarillo, sacudí mi verga, la guarde, subí el cierre y di la vuelta para irme a donde esta mi primo y sus dos amigos boquiabiertos con lo que veían.

Nuestras caras aparecían en ese video, ella me cabalgaba como una diabla y yo la grababa, primero me fijaba en su fina cara, sus ojos cerrados y su pelo negro largo para luego ir bajando por toda su silueta, unas tetas enormes que rebotaban pasando por su abdomen plano hasta llegar a mi verga que se clavaba una y otra dentro de ella.

Chuchu no podía disimular que estaba excitado, en su pantalón se veía y en su cara los cachetes colorados. Todos se miraron, en sus ojos veían que si yo hubiese perdido iba a tener que pagar pero ahora que se ven perdedores no les veo ganas. Presenciamos el amanecer entre jodederas y mucho alcohol, hasta que a las 7 decidimos que era suficiente.

Mi primo me hizo seña para irnos en su carro y así fue como terminé rumbo a la casa de mis tíos que estaban durmiendo en la casa de playa, lo que nos dejaba el lugar enteramente para los dos.

Él era el orgullo de todos mis tíos ya que se había tirado a media ciudad aunque ya tenía un hijo y había dejado los estudios para terminar trabajando en la pequeña empresa con su padre. Cuando llegamos a su casa lo primero que le pedí fue agua, mas alcohol y de mi equipaje había sacado 3 porros del paquete que me había traído de Caracas antes de venir con mi primo. Prendí uno para él y uno para mi, esta shit si le iba a hacer la cabeza explotar.

Yo en cambio, bebía todos los fines y la maría ya no me causaba tanto efecto ya que todos los días fumaba después de llegar de la universidad para relajarme y estudiar o hacer ejercicios antes de dormir. El ambiente se lleno de ese aroma característico y yo empecé a masturbarlo lentamente, el no me quitaba la mirada de encima.

El quería probar las profundidades de mi boca pero no lo dejaba, simplemente me paseaba en sus bolas, subía delineando cada una de sus venas, luego lo torturaba en el frenillo y rodeaba su glande hasta que probaba ese líquido transparente que me indicaba lo excitado que estaba. Ya se enteraría que no era una de sus putas o novias. Lo ayude a sacarse su sweater y lo utilice para amarrarle las manos contra la cama, hasta un cargador de teléfono utilice.

Lo termine de desnudar y la habitación se inundo de un olor a macho que me puso peor. Su piel morena me gustaba al igual que esa barbita de pocos días, sus pectorales me incitaban a morderlos y besarlos, mi primo desde que lo vi al llegar a la ciudad me tenía la mente mala ya que siempre quise probar lo que había debajo de su ropa y no me defraudo.

Me quite el pantalón y mi ropa interior la lance a toda su cara, él se rio y como pudo se la quito de encima, todo estos años de gimnasio quedaron frente a él y por lo que vi en su cara le gusto.

Yo iba a mamarle aquel rolo que lloraba de la emoción al saber que hoy alguien lo iba a complacer como nadie lo había hecho. Cuando me la metí entera el soltó un gemido que resonó en toda la habitación y desde allí empecé con un mete y saca que lo llevaría a la gloria. Mi primo no dejaba de demostrar lo bien que lo estaba pasando y como quien no quiere la cosa, con una de mis manos fui masajeando sus bolas que ya estaban impregnadas de mi saliva hasta llegar a su perineo donde poco a poco fui avanzando hasta que los aullidos de mi primos aumentaron con mi dedo haciéndole caricias en todo su agujero sin todavía entrar.

En un momento note que todo estaba siendo demasiado para él y paralice toda caricia, vi como reclamaba con la mirada mas pero no quería y me fui a lamer sus pezones oscuros que ya estaban salados pero igual de sabrosos para mí. Su verga seguía tan tiesa como antes y con gotas transparentes, rozaba sus bolas y las probé con toda la gula para después metérmelo de nuevo, una y otra vez, a medida que mis dedos iban bajando, sus piernas se abrieron lo que me dio cancha libre para meter el primer dedo completo.

Baje la intensidad del sexo oral y metí un segundo dedo, mi primo había perdido todo control sobre sí mismo, ahora eran mis dedos y mi boca los que dominaban a aquel macho que por primera vez probaba los placeres dados por otro hombre y que mejor que yo. Coloque una almohada debajo, separe mucho mas su fuertes piernas, escupí mi verga, regué todo el liquido y lo coloque a la puerta de lo que sería nuestro placer. Empecé a presionar en esa entrada ensalivada lentamente, su cuerpo se tenso y cerró los ojos, arrugando la cara.

Como yo soy un chico bueno y cariñoso, espere a que se acostumbrara y me incline hacia él para por primera vez, probar su boca. Me puse en pie de guerra y agarre sus tobillos, dejando ese hueco a mi disposición.

Saque lentamente la mitad y la volví a meter, repitiendo la acción una y otras vez. Mis embestidas seguían lentas pero ya metía y sacaba casi toda mi verga con un ritmo lento, ya que ese culito estaba demasiado ajustado para mi y debía adecuarlo a punta de vergazos.

Quería darle guevo y guevo tendría, la metí entera para empezar a acelerar sin restricciones, la cama se estremecía y ahora el contacto de mi verga con su cuerpo sonada.

No había nada ni nadie que no me permitiera gozar de este culo virgen. Su verga estaba dura y con un hilo de precum que se unía con su abdomen y a la vez con esa capa gruesa de sudor que mojaba la cama e inundaba el cuarto con su olor. Parecía una maquina, tenía tiempo sin gozar de un culo virgen, era como el regalo de cumpleaños perfecto pero sin cumplir años.

Ese culito me tenía loco, no me cansare de repetirlo. Bueno hijito, cuídate y no hagas nada loco ustedes son grandecitos-Dijo mi abuela. Mi primo se volvía loco de tanto placer y las ganas de acabar lo abrumaban pero no se lo iba a permitir. Lo voltee, siguiendo amarrado y con los brazos estirados pero con sus rodillas en la cama, quedando ese culo parado a mi disposición mientras su cara quedaba pegada a la cama.

Lo mejor de todo es que estaba haciendo todo aquello sin que se diera cuenta y como gemía tan duro no pude aguantar la tentación de grabar. Tuve que parar ya que no quería terminar de esa manera y lo coloque en la posición inicial, con las piernas a los lados y volví a la carga de forma concisa. Era un toro, un león, un gorila con su fuerza, su rabia, su sed por botar la leche a su hembra, a ese agujero hambriento que espera que lo rellene una y otra vez hasta que la semilla blanca lo bañe completamente y lograr la satisfacción absoluta.

Escuchar nuestras respiraciones, sentir el sudor eran regalos de los dioses. Él se quedo dormido y lo desamarre para luego ir a bañarme y fumarme lo poco que quedaba del porro en la hamaca con el silbar del viento en los arboles y algunas aves picando la fruta. Leonel, mi primo, no me podía ver a la cara. Hizo como si nada hubiese pasado pero yo se que hasta el mínimo detalle lo recuerda, siempre es así. Maneja seriamente y no salía ni una palabra de su boca, cosa que no era normal.

Seguí sumergido en aquel mundo de torbellinos dentro de su cabeza, estaba en la etapa de no aceptación y no me extrañaría que quisiera joderme en este preciso instante. Cuando lleguemos, te puedo prestar una crema que te ayudaría-Le propuse.

Yo ni quise moverme pero no pude aguantar una pequeña risa algo disimulado, era menos de media hora de camino y parecían dos horas. Sexo de colegialas lesbianas Colegialas Videos de Lesbianas. Victoria Porno 06 Nov , Pues si este te ha gustado, no dejes de disfrutar con nuestro nuevo contenido cada día! Anónimo 01 Nov , mameselo a su madre. Anubizz 04 Ene , Quiero sexo. Lauren 03 Jun , Nadie: Anónimo 06 Ene , son unas mamasitas.

Anónimo 30 Abr , Hola quiero sexo. Anónimo 25 Mar , Quiero sexo con una mujer. Anónimo 25 Mar , Quiero sexo con una chica hablenme. Luís 18 Jun , Muy bueno. Luís 18 Jun , De diez.

Escuela secundaria sexo culo

AMADOR VER CHICAS PUTAS

Escuela secundaria sexo culo

La Apuesta Hola soy Luis y esta es mi historia. Estamos borrachos y medios pacheco-Respondí. Mi primo se volvía loco de tanto placer y las ganas de acabar lo abrumaban pero no se lo iba a permitir. Comenzaron a jugar con la camara, ella muestra el culo bajo la falda y el le pide que chupe la polla. Joven profesora ha llegado a lo de su instructor para que le enseñe unos pasos nuevos.